Ruta de la tapa » Cómo hacer crujiente de jamón
recetas-como-hacer-crujientes-de-jamon

Cómo hacer crujiente de jamón

En gastronomía conocemos como crujiente a los alimentos cuya textura en el paladar resulta seca, dura y frágil. Es bien sabido que la sensación que produce un bocado crujiente resulta muy placentera para el humano, y esto es algo que explotan los productores de snack y bocados. En esta ocasión te enseñamos como hacer crujiente de jamón, que puedes disfrutar en forma de tapa, o como parte de otros platos.

El jamón serrano es uno de los ingredientes típicos y quizás el más distintivos de la gastronomía española. Luego, no es extraño que el crujiente de jamón serrano sea frecuentemente usado en la cocina hispana en forma de aderezo, o para dar un toque salado y crujiente a un plato particular. Entre las recetas que puedes preparar con este ingrediente se encuentran:

  • Risotto de setas y crujiente de jamón.
  • Revuelto de espárragos trigueros y crujiente de jamón.
  • Verduras a la plancha salteadas con crujiente de jamón.
  • Ensalada ibérica crujiente.

Te será fácil aprovechar el particular sabor de este ingrediente para personalizar tus propias preparaciones, y con ella sorprender gratamente a tus comensales. En particular te recomendamos que uses esta receta para preparar sal de jamón y luego añadirle un toque de pimienta. Con dicha mezcla puedes salpimentar tus ensaladas y salsas para pastas, y darle un gusto único.

Ingredientes de crujiente de jamón

Para realizar esta sencilla receta solo necesitas

  • Lonjas de jamón, en la cantidad requerida.

También necesitas un par de hojas de papel para hornear o papel de cocina, para absorber la grasa que exuda el jamón serrano durante su preparación.

Cómo hacer crujiente de jamón

Como puedes ver a continuación los pasos a seguir son muy simples:

RECETA RELACIONADA  Receta de jamón crudo casero

Usando un microondas:

  • Coloca sobre un plato llano que puedas llevar al microondas, una hoja de papel para hornear extendida.
  • Sobre el papel coloca las lonjas de jamón serrano bien extendidas, separadas entre sí.
  • Cubre las lonjas con una segunda hoja de papel, procurando que todo el conjunto quede lo más aplanado posible.
  • Lleva el plato al microondas por un minuto, a máxima potencia. Revisa si el jamón está suficientemente crujiente, y si no lo está, hornea por unos 20 segundos más.

 

Empleando un horno:

  • Similar que en el caso anterior, coloca las lonjas en una bandeja plana para hornear, entre dos hojas de papel.
  • Precalienta el horno a 180 °C. Luego hornea las lonjas por 20 minutos a dicha temperatura.

Según el uso que tengas planeado, puedes cortar las lonjas en pequeñas láminas, romperlas con tus dedos, o incluso machacarlas en un mortero y así hacer sal de jamón para espolvorear. Si lo vas a reservar, recuerda tomar las precauciones de almacenamiento para mantenerlo aislado de la humedad, y así conservar su textura.

Una de las ventajas que tiene esta forma de preparar el jamón, es que tiende a unificar su sabor. Por ello, en cierta medida no resulta tan determinante la calidad del jamón empleado.

Vídeo de cómo hacer crujiente de jamón

Puedes observar cómo se prepara una receta similar a la antes expuesta, en el siguiente vídeo.

0/5 (0 Reviews)